¡Afíliate ya! Beneficios

MI ESTILO DE VIDA

¡A MOVER EL ESQUELETO!

RUMBA BODYTECH

2023-05-09

¡A MOVER EL ESQUELETO!

45 minutos de diversión en los que el ejercicio no se siente, pero aun así se obtienen todos sus beneficios. Quemar calorías, tonificar los músculos, incrementar la elasticidad y mitigar el estrés hacen de las clases de rumba una actividad integral.

 

Aquí no son necesarias las palabras, cada movimiento expresa las emociones que invaden al cuerpo. No hay ciencia que valga, pues el baile es un lenguaje universal, algo innato en el ser humano que está relacionado a su cultura y costumbres. Es una potente herramienta de diversión y sus beneficios para la salud son innumerables, por eso se ha convertido en la columna vertebral de diversos programas de entrenamiento físico, bajo el concepto de ‘rumba’, logrando que se destaque como la actividad cardiovascular más efectiva.

 

Con ritmos latinos como salsa, merengue, bachata, reguetón, mapalé y vallenato, las clases de rumba son una completa fiesta fitness, la cual, durante 45 minutos, ayuda a mejorar la condición física y la coordinación, favoreciendo la quema de grasa.

 

“Al ser un programa cardiovascular, las personas ejercitan la mayor parte del cuerpo, como el tren superior y el inferior, pero sin percatarse del principio técnico y la teoría que está detrás, ya que la idea es que pasen un momento entretenido, que salgan de su rutina y se diviertan. Eso lo logramos a través de las coreografías que diseñamos con los temas musicales del momento o algunos que han marcado tendencia”, explica Ricardo Beltrán, consultor de clases grupales de BODYTECH.

 

Al igual que cualquier sesión de acondicionamiento físico, las clases de rumba cuentan con una curva de entrenamiento que inicia con un periodo de calentamiento de máximo 10 minutos, después se pasa a la parte de ejecución en la que se va elevando la intensidad de los movimientos y, finalmente, se realiza un trabajo de expresión libre.

 

“El desarrollo técnico depende de la velocidad de cada uno de los géneros musicales que se elijan, entonces vamos desde ritmos suaves, como la bachata, hasta aquellos que poseen una intensidad moderada, como la salsa y el merengue, y otros potentes, como el mapalé y la samba, para llevar al afiliado a su máximo esfuerzo. Los pasos son característicos de cada ritmo y se ejecutan desplazamientos laterales, hacia atrás y hacia adelante, elevaciones de rodilla o cualquier tipo de movimiento espacio-temporal. Luego, realizamos un trabajo de recuperación con ejercicios de estiramiento”, menciona Raúl Caicedo instructor de rumba de BODYTECH.

 

El baile, combinado con ejercicio físico, es una fuente de beneficios tanto para el cuerpo como para la mente, algunos de ellos son:

 

▶ Diversión en cada paso: el movimiento y la música estimulan la producción de endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad. De esta forma, una sesión de rumba es una dosis perfecta de motivación para luchar contra la rutina, la monotonía y la depresión.

▶ Adiós estrés: para liberarnos de cualquier tensión que nos afecta durante el día, este es el mejor antídoto, ya que este tipo de actividades ayudan a distender los nervios y disminuir los niveles de ansiedad.

▶ El aliado para bajar de peso: en una sesión de rumba se pueden quemar entre 300 y 500 calorías, dependiendo de la velocidad e intensidad que se le imprima a la coreografía. Por lo tanto, el baile ayuda a eliminar esos kilitos de más.

▶ ¡Más fuerza muscular!:

se trabajan diferentes grupos musculares simultáneamente, los cuales se fortalecen gracias a la repetición de movimientos.

▶ Mayor resistencia: al ser un ejercicio aeróbico, se aumenta el ritmo cardiaco y la capacidad para recibir oxígeno, logrando que el cuerpo tenga un mejor estado físico y sea resistente a cualquier ejercicio por un periodo de tiempo largo sin fatigarse.

▶ Huesos de hierro: ayuda a fortalecer los huesos y a mantener el correcto funcionamiento de las articulaciones, previniendo enfermedades como la osteoporosis y la artritis.

▶ Excelente expresión corporal: al incluir ejercicios de calentamiento y estiramiento, se aumenta la flexibilidad y se crean hábitos de correcta postura.

▶ Bueno para tu salud: reduce el colesterol malo y aumenta el bueno, controla los niveles de azúcar en la sangre y previene enfermedades cardiovasculares como la hipertensión.

▶ ¡Todos a bailar!: interactuar con los demás asistentes a las clases de rumba aporta grandes beneficios al bienestar emocional, especialmente porque permite vencer la timidez. También se crean desafíos personales y una mayor motivación para alcanzar los objetivos.

 

*Artículo tomado de revista Fit by BODYTECH. Más en nuestra edición impresa.