¡Afíliate ya! Beneficios

MI ESTILO DE VIDA

A CUIDAR LOS RIÑONES

PRECAUCIONES Y PREGUNTAS COMUNES

2016-12-21

A CUIDAR LOS RIÑONES

Muchas personas no suelen tener presente el cuidado que deben darle a sus riñones a la hora de hacer ejercicio. Sin embargo, su papel es tan crucial para el correcto funcionamiento del organismo, que, si se ignoran los cuidados necesarios, las consecuencias pueden ser graves.

 

Si miras tu puño cerrado, sabrás que ése es el tamaño de tus riñones. Estos órganos con forma de fríjol, están ubicados en la zona baja del abdomen y no pesan más de 170 gr cada uno. Aun así, son pequeñas fábricas químicas encargadas de filtrar la sangre y eliminar los deshechos mediante la orina; además de contribuir a la formación de glóbulos rojos, regular la presión arterial y producir vitamina D que fortalece los huesos.

 

El mal funcionamiento de los riñones desequilibra el organismo y causa daños en otros órganos con los que trabajan conjuntamente. “Los riñones y el corazón, por ejemplo, funcionan de la mano”, asegura la nefróloga del Hospital del Mar de Barcelona (España), Alejandra Prada; además agrega que cualquier problema que presente uno de estos, traerá consecuencias en el funcionamiento del otro, lo que se conoce como síndrome cardio renal. Por eso, Prada asegura que, cuando se hace ejercicio, a los riñones se les debe dedicar la misma atención, en cuanto a cuidados, que se les da a otros órganos.

 

¿Qué se debe tener en cuenta cuando se hace deporte?

La doctora Prada indica que lo más importante es realizar una adecuada hidratación durante el ejercicio. Según explica, los riñones se dedican a la eliminación del agua corporal y cuando esta falta, se disminuye el flujo de sangre, lo que ocasiona una lesión. “Si no se corrige en 24 horas, esta afección ocasiona insuficiencia renal que precisa hospitalización, seguimiento y, en algunos casos, soporte con diálisis”, afirma la nefróloga, quien insiste en que también se deben consumir bebidas con electrolitos.

 

¿Cómo se debe realizar una buena hidratación?

En ese sentido, Prada recomienda que durante la rutina de ejercicio se consuman entre 1 y 1.5 litros de agua. Además, afirma que se debe asegurar la ingesta de líquidos con electrolitos para el correcto funcionamiento de los riñones y del cuerpo. En cuanto a la hidratación fuera del deporte, la médica recomienda beber entre 1 y 2 litros de agua al día, “que deben complementarse con una dieta de consumo moderado de carbohidratos”.

 

¿Hay ejercicios riesgosos para los riñones?

La mayoría de actividades físicas son seguras. No obstante, hay deportes riesgosos que están asociados a colisiones (ciclismo, rugby, artes marciales mixtas, esquí, etc.) en los que pueden existir golpes directos o desaceleraciones fuertes que causan traumas renales. Afortunadamente, como lo asegura la nefróloga, “los riñones tienen una localización anatómica segura que hace que estos traumas suelan ser leves”.

 

¿Las proteínas en polvo afectan los riñones?

Si se ingieren en exceso, sí. Cuando estos órganos filtran la sangre con el fin de separar los desechos tóxicos para expulsarlos, se encargan minuciosamente de impedir la eliminación de las proteínas. “El problema está en que, si estas se ingieren de forma exagerada, pueden producir daños en la barrera de filtración de los riñones y desencadenar una insuficiencia renal”, explica la doctora Prada. Por esa razón, siempre es mejor consultar con un médico antes de empezar a consumir este tipo de productos.

 

Si una persona tiene alguna afección renal, ¿puede hacer deporte?

“De hecho debe continuar haciendo ejercicio”, asegura la nefróloga. Está demostrado que la enfermedad renal crónica es un factor de riesgo cardiovascular alto, una de las principales causas de muerte hoy en día, por lo que, como aconseja Prada, “se debe mantener o iniciar un plan de ejercicio en los pacientes con enfermedades renales”. Eso sí, un deportólogo debe ser el encargado de determinar una rutina adecuada de acuerdo con las particularidades de la persona (edad, estado físico, otras afecciones, etc.), y es recomendable que los ejercicios sean guiados por un entrenador.

 

¿Y si se tienen cálculos?

Con respecto a los cálculos renales, que son trozos de material sólido formados en los riñones, no hay ninguna contraindicación relacionada con el deporte. Según la doctora Prada, en el momento agudo de la crisis, cuando se presentan dolores, vómitos, fiebre, entre otros síntomas, se debe tomar analgésicos, tener una hidratación adecuada y guardar reposo para calmar el malestar. “Pero si no hay crisis, la persona puede hacer ejercicio con total normalidad”, afirma.

 

¿Se puede hacer ejercicio durante la diálisis?

Este es un tratamiento aplicado a las personas con insuficiencia renal que suple la eliminación de los desechos y el exceso de agua, y equilibra químicamente el organismo. Sin diálisis, el paciente morirá por acumulación de toxinas en su sangre. La doctora Alejandra Prada cuenta que en los últimos cinco años han aumentado las unidades renales, sobre todo en Europa, donde se promueve el ejercicio durante las sesiones de diálisis, “incluso hay hospitales que tienen su propio entrenador para pacientes que se les aplica este tratamiento”. Claramente, la rutina debe ser previamente indicada por un médico del deporte y guiada por un entrenador.

 

¿Cuáles son los síntomas de alarma para visitar un especialista? La nefróloga indica que hay que consultar al médico cuando se presente “disminución de la cantidad de orina, hinchazón, debilidad, sensación permanente de frío, náuseas, vómitos matutinos, orina oscura o con sangre, o dolor lumbar”. Es importante acudir a un especialista cuando se tiene diabetes, hipertensión o antecedentes familiares de problemas renales. El tabaquismo y la obesidad también son enemigos de los riñones, por lo que el ejercicio y los buenos hábitos alimenticios son claves para ayudar a su buen funcionamiento.

 

Consulta tu médico, bebe agua, entrena y ¡a cuidar los riñones!