¡Afíliate ya! Beneficios

MI ESTILO DE VIDA

PERDONAR: UN ARTE QUE TE SANA

10 CONSEJOS PARA DEJAR IR EL RESENTIMIENTO

2017-09-15

PERDONAR: UN ARTE QUE TE SANA

“Si mi pareja me fue infiel, ¿la debo perdonar?”

“Si mi amigo traicionó mi confianza, ¿podré olvidarlo?”

“Si mi familia me decepcionó cuando los necesitaba, ¿seré capaz de vivir con eso?”

 

Dicen que perdonar es una de las cosas más difíciles que uno puede hacer, pero al fin de cuentas, es algo muy importante que debes lograr a la hora de seguir adelante y tener una buena salud mental.

 

Cuando una persona te hiere, podrás pensar “jamás lo perdonaré”; pero si logras pasar la página, verás cómo ese daño deja de crecer como un cáncer que te hace infeliz; al perdonar, estás dejando ir el resentimiento y el dolor, para permitirte comenzar a sanar.

 

Ten presente que es un proceso gradual que te tomará el tiempo que te tenga que tomar, así que no te afanes, y que no incluye necesariamente a la persona que te lastimó, pues el perdón no es algo que haces por esa persona, es algo que haces por ti. Perdonar le pone el sello final a aquello que te hirió y cierra el capítulo, dejando atrás el resentimiento, seguramente seguirás recordando lo que pasó, pero ya no seguirás atado a eso.

 

“Dejar ir” lo que pasó es una excelente forma de respetarte, porque le asegura al universo que mereces ser feliz y te afirma a ti mismo que es tu decisión seguir adelante, viviendo la vida que te mereces, en paz y sin resentimientos.

 

¿Cómo lo puedes lograr? Aquí tienes 10 tips para que perdonar, se te haga más fácil:

 

  1. 1. Piensa en lo sucedido. Analiza cada uno de los aspectos de la situación de manera objetiva.
  2. 2. Reconoce el crecimiento y aprendizaje que sacaste de esa experiencia. Hasta de las cosas malas pueden venir bondades según tu perspectiva.
  3. 3. Escribe una carta en la que expreses todo lo que sientes, la rabia, la tristeza, la decepción. Se explícito y sácalo todo, luego rómpela o quémala.
  4. 4. Decide si quieres decirle o no que lo has perdonado. Solo hazlo si crees que es necesario para tu caso particular.
  5. 5. Haz una lista de cualidades y defectos tuyos y de esa persona. Verás que todos tenemos nuestros pros y contras.
  6. 6. Piensa en una ocasión en la que a ti te hayan perdonado. Así te lo hayan dicho o no, mira en como esa persona siguió adelante después de lo sucedido.
  7. 7. No pienses en el pasado. Enfócate en el futuro y vive tu día a día.
  8. 8. Dale tiempo. No es algo que pasa de la noche a la mañana y ten presente que cada día, dolerá menos.
  9. 9. Diviértete. Descubre un nuevo hobbie o pasa tiempo con tus amigos, pues esto llena tu mente de pensamientos positivos y relega las emociones negativas.
  10. 10. Medita. Sácale tiempo a tu bienestar y tu paz mental.

 

Si alguien te ha herido, permítete pasar la página y despídete del resentimiento, no dejes que las acciones de otra persona condicionen tu capacidad de ser feliz, no permitas que, por más que te haya dolido, te defina.

 

Recuerda que el perdón es algo que haces por ti, no por la otra persona; y ten presente que al perdonar y “dejar ir”, estas conciliando la paz que te mereces y te liberas de la carga.

 

UN ARDUO CAMINO

 

Aunque esto suena muy sencillo y para algunos como un cuento de hadas, la verdad es que perdonar es una tarea que muchas veces parece imposible y no es un camino dorado perfecto, es un proceso que puede ser doloroso y en casos frustrante, pero cada paso te hará sentir mejor.

 

Perdonar a alguien es una obra muy especial de paz y conciliación, pero para hacerlo, debes tener claro lo que no es el perdón:

 

  • - Perdonar no es justificar lo que hizo la otra persona o excusarlo.
  • - Perdonar no es dejar de quererte o pensar que te estás faltando al respeto.
  • - Perdonar no es “perder” una guerra.
  • - Perdonar no es tener la obligación de decirle a la persona que le perdonas.
  • - Perdonar no significa que todo esté bien y las cosas serán perfectas.
  • - Perdonar no es que tengas que olvidar lo que pasó y hacer como si nada.
  • - Perdonar no significa que esa persona deba seguir ocupando un rol en tu vida.
  • - Perdonar no es algo que haces por la otra persona.